Género Por favor indiquenos tal como aparece en la identificación
Edad Asegurado
Edad Cónyuge/Pareja Opcional
Edades hijos/dependientes Personas que dependan total o parcialmente de sus ingresos
Dependiente 1 Dependiente 2 Dependiente 3 Dependiente 4
Más de 4 dependientes?
Dependiente 5 Dependiente 6 Dependiente 7 Dependiente 8
Objetivo Principal
Objetivo Secundario
Aseguradoras Preferidas Por favor escoge 2
Presupuesto Mensual para pago del Seguro
Valor Deuda Hipotecaria (si aplica)
Ingresos Mensuales (Valor en Millones/ MM)
Ha tenido o tiene: Cáncer, infartos, trombosis, arritmias, problemas cardíacos, hipertensión, colesterol alto, lupus, tumores malignos, diabetes, trasplantes de órganos, hepatitis B o C, enfermedades en la tiroides o una enfermedad o condición que afecte de forma material su salud física y mental
Por favor indique cuál:
Nombres
Apellidos
No. Cédula de Ciudadanía o Extranjería
Telefono Fijo o Celular
Email
Ciudad de residencia/Depto.
Acepto los términos y condiciones de esta solicitud de cotización

En menos de 6 horas a su correo enviaremos nuestra propuesta formal. Por favor regálenos un espacio para discutirla y poder ajustarnos a sus necesidades puntuales.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿ME DIAGNOSTICARON O TUVE UNA ENFERMEDAD GRAVE O TUVE UN INFARTO, PUEDO TOMAR UNA PÓLIZA?

NO, aunque en algunos casos puntuales es posible, excluyendo la enfermedad y/o pagando un extra.

¿HASTA QUE EDAD ME PUEDO ASEGURAR?

Por lo general no hay suscripción después de los 70 años de edad y no es muy recomendable financieramente.

¿DESDE QUE EDAD DEBO TOMAR UN SEGURO DE VIDA?

Lo antes posible, pues muchas opciones permiten nivelar la prima y lograr asegurarte bien pagando poco y por muchos años.

¿ADEMÁS DE LA MUERTE, QUE MÁS CUBRE UN SEGURO DE VIDA?

Incapacidad Total y Permanente – ITP, Enfermedades graves – EG, Renta por Hospitalización o Accidente, Seguro de Exequias, Indemnización Adicional por muerte accidental, gasto de curación y Cáncer.

¿NO TENGO HIJOS, NECESITO UN SEGURO DE VIDA?

Si, puedes tener otros dependientes (tus padres, sobrinos, etc.), deudas hipotecarias (endosarlo), incapacidad de seguir trabajando (ITP), brechas pensionales, etc.